Generated with Avocode.Path Generated with Avocode.Rectangle CopyRectangleIcon : PauseRectangleRectangle Copy

Las historias son grandes puentes para acercar culturas

Edna Iturralde

Las historias son grandes puentes para acercar culturas

Edna Iturralde

· Escritora

Las historias y personajes que pueblan la literatura de Edna Iturralde pertenecen a diferentes etnias y se mueven por la selva, los montes o las calles de América Latina. La escritora cimienta su trabajo en la investigación para mostrar los problemas del continente y rescata la tradición oral para narrar el territorio, sus héroes y sus apasionantes historias. “Quiero ser un puente entre las comunidades que existen en mi país para que nos conozcamos”, reflexiona la escritora. Iturralde es la precursora de la etnohistoria narrativa y está considerada la autora más prolífica de la literatura infantil y juvenil ecuatoriana.

Con tan solo once años escribió una obra de teatro escolar, pero fue al transcribir los cuentos que contaba a sus hijos cuando arrancó su carrera literaria. Con ‘Panchita la hipopótamo balletista’ inicia una bibliografía que hoy cuenta con más de 60 títulos, entre los que se encuentran los superventas ‘Verde fue mi selva’ o ‘Lágrimas de ángeles’.
Iturralde fundó y dirigió la revista infantil La Cometa, ejerció de profesora de Escritura Creativa en la Universidad San Francisco de Quito y es, además, fundadora de la Academia de Literatura Infantil y Juvenil del Ecuador y de la Unión de Escritores de Literatura Infantil. Ha sido nominada hasta en tres ocasiones para el prestigioso Premio Internacional ALMA y acaba de recibir el Premio Cervantes Chico.
Su acercamiento a la multiculturalidad, a la historia y a las problemáticas sociales y ambientales de Latinoamérica hacen de ella un referente de las letras hispanas. “La tolerancia es uno de los valores más importantes para lograr la paz”, sentencia.


Creando oportunidades

Edna Iturralde

Las historias y personajes que pueblan la literatura de Edna Iturralde pertenecen a diferentes etnias y se mueven por la selva, los montes o las calles de América Latina. La escritora cimienta su trabajo en la investigación para mostrar los problemas del continente y rescata la tradición oral para narrar el territorio, sus héroes y sus apasionantes historias. “Quiero ser un puente entre las comunidades que existen en mi país para que nos conozcamos”, reflexiona la escritora. Iturralde es la precursora de la etnohistoria narrativa y está considerada la autora más prolífica de la literatura infantil y juvenil ecuatoriana.

Con tan solo once años escribió una obra de teatro escolar, pero fue al transcribir los cuentos que contaba a sus hijos cuando arrancó su carrera literaria. Con ‘Panchita la hipopótamo balletista’ inicia una bibliografía que hoy cuenta con más de 60 títulos, entre los que se encuentran los superventas ‘Verde fue mi selva’ o ‘Lágrimas de ángeles’.
Iturralde fundó y dirigió la revista infantil La Cometa, ejerció de profesora de Escritura Creativa en la Universidad San Francisco de Quito y es, además, fundadora de la Academia de Literatura Infantil y Juvenil del Ecuador y de la Unión de Escritores de Literatura Infantil. Ha sido nominada hasta en tres ocasiones para el prestigioso Premio Internacional ALMA y acaba de recibir el Premio Cervantes Chico.
Su acercamiento a la multiculturalidad, a la historia y a las problemáticas sociales y ambientales de Latinoamérica hacen de ella un referente de las letras hispanas. “La tolerancia es uno de los valores más importantes para lograr la paz”, sentencia.


Creando Oportunidades

Transcripción

00:03
Edna Iturralde. Yo soy Edna Iturralde, escritora de literatura infantil y juvenil ecuatoriana.

00:12
José. Hola Edna, soy José Arjona, coordino la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Alcalá de Henares y es un placer conversar contigo.

00:20
Edna Iturralde. Hola José, para mí es el gusto.

00:23
José. La primera pregunta que tengo es: sobre ti se han escrito tesis doctorales y han dado con que Edna Iturralde es la pionera de un género, que precisamente denominan como “la etnohistoria narrativa”. Precisamente en él cuentas con elementos reales, bien documentados, pero que transformas también y mezclas con historias o pasajes que son imaginarios. ¿Cómo una escritora, un personaje tan conocido o querido en la literatura ecuatoriana, con más de sesenta libros publicados para niños y jóvenes, cómo los atrapas para que les gusten tanto tus historias?

01:06
Edna Iturralde. Bueno, José, tú has mencionado que he publicado más de sesenta libros. Yo los considero mis hijos de papel. Los llamo así. Bueno, yo creo que escribo desde mi niña interior. Eso ya considero que facilita las cosas. Y además, escribo con mucho respeto hacia los niños y los jóvenes, y siempre pensando qué es lo que les va a gustar. ¿Qué es lo que les va a entretener? ¿Qué es lo que les va a parecer “chévere”? Así es que desde ese punto de vista y utilizando mis conocimientos de lectora, porque eso también tiene mucho que ver, tú sabes que los lectores también son creadores. Yo fui una niña muy lectora. Soy una persona muy lectora y eso también lo utilizo como experiencia para mi escritura. Tengo algunos temas, algunas temáticas en mis libros. Bueno, la principal, por la que soy más conocida, es la etnohistoria narrativa, la multiculturalidad. Tengo también de magia, ecologismo, social, temas sociales. En fin, toco todos esos temas. Y en este tema de lo social está dentro mi libro ‘Lágrimas de ángeles’, porque se trata de los niños de la calle. No sé si tú conozcas, pero en Latinoamérica existen más de un millón de niños en la calle. Y entonces, yo quise darles vida, hacerles conocer, que la gente abra los ojos y que conozca sobre este tema. Y también otro, que ha tenido un éxito internacional también, y que quedó entre los diez mejores títulos del canon latinoamericano en el 2002, que se llama ‘Verde fue mi selva’. Pues yo quiero ser un puente entre las etnias, entre las nacionalidades que existen en mi país, para que nos conozcamos, no para ser diferentes. Lo que yo quiero es acercamiento, porque lo que se conoce, se respeta, y lo que se respeta, se ama.

03:23
José. Estoy de acuerdo, pero antes de llegar a estos dos libros importantes en tu carrera tuvo que haber, como todo escritor, un comienzo. Nos han contado que el tuyo tiene que ver con algún suceso cuando eras escolar, en la escuela, y me gustaría que lo contaras.

03:41
Edna Iturralde. Pues me encanta esa pregunta. Mira, yo estaba en quinto grado. En esa época, cuando estábamos en quinto grado teníamos once años y en la escuela que yo estaba los días lunes teníamos una asamblea en que se reunían todos. Y entonces, justamente el año que yo estaba en quinto grado, se dio esta coincidencia, que pidieron que hiciéramos una especie de “obra social”, más o menos, de diez minutos, y pues algunos grupos tenían que declamar, otros grupos tenían que cantar… Y a mi paralelo nos salió sorteado hacer una obra de teatro. Bueno, pues fuimos a la biblioteca y no encontramos ninguna obra de teatro que durase diez minutos y que fuese apropiada, así es que a mí se me ocurrió escribirla. Yo no era una niña genio ni mucho menos, pero era una niña muy lectora y una niña entusiasta. Así es que escribí esta obra de teatro y tuve la gran suerte de que mi maestro debió haber tenido un corazón de oro, porque no creo que fuera ninguna maravilla, pero a él le gustó y pues al decir que estaba bien y al aceptarlo, para mí fue una maravilla. Y claro, la llegamos a dramatizar, lo hicimos y desde ese momento yo me sentí escritora, algo que nunca antes había hecho. Entonces, empecé a escribir a pedido de mis compañeras y compañeros de colegio.

05:26

Me daban el tema: que había nacido un nuevo hermanito, que tenían una gatita que había parido tres gatitos y que les escribiera un cuento. Yo iba a mi casa, escribía el cuento y se lo regalaba. Así comenzaron mis primeros pasos. Así empecé a soñar con llegar a ser alguna vez una escritora profesional. Así comenzó. Luego lo siguiente fue, pues que tengo mis hijos, tengo seis hijos, once nietos y les contaba cuentos por la noche. Así es que claro, cuando tú cuentas nuevamente un cuento después de un mes lo cambias algo, ¿verdad? Aunque no quieras. Yo cambiaba algo sin darme cuenta y mis hijos me reclamaban diciendo: “No, mami, así no es. Es que así no era”. Bueno, yo tenía que recordar cómo había contado la primera vez. Para lograr acordarme siempre, los escribí. Entonces todos mis primeros cuentos, que salieron en mi primer libro publicado, fueron todos cuentos que yo contaba por las noches a mis hijos.

Las historias son grandes puentes para acercar culturas. Edna Iturralde, escritora
Quote

"Lo que se conoce, se respeta, y lo que se respeta, se ama"

Edna Iturralde

06:38
José. Has hablado del tema de lo étnico, lo étnico relacionado con la tradición oral, precisamente en tu país, donde la transmisión de abuelas a nietas, de padres a hijos, es fundamental para conocer la historia. Creo que te comprometiste contigo misma a enseñar a los niños y niñas de tu país a través de divertidos, pero también mágicos y misteriosos cuentos, que conozcan la historia y las tradiciones de su propio país, de las distintas culturas que enriquecen Ecuador. ¿Cómo te sirves de esas tradiciones? ¿Cómo llegas a conocerlas? ¿Cómo elaboras esa arquitectura en tu escritura?

07:27
Edna Iturralde. Bueno, pues muy bien, yo voy a vivir con la gente. El tema, la etnia o la nacionalidad que he escogido, sobre la que voy a escribir un libro, yo voy a vivir con las personas y escucho. Yo digo siempre esto: yo escucho con el corazón, porque si bien es cierto, a mí me sirven todas las tradiciones orales que me cuentan, pero lo que yo escribo es narrativa. Entonces, sobre una base real, yo creo ficción. Con una base real. Y de esta manera, pues entonces yo doy a conocer los orígenes, las costumbres, todo lo que tiene que ver con una etnia. ¿Y quieres saber por qué lo empecé? Bueno, te voy a contar por qué. Hace algunos años Unicef me había pedido que escribiera unos libros sobre valores, para enseñar a los niños valores. Y además de los valores intrínsecos, yo quería saber cuáles eran los valores que debía escribir los cuentitos, cuentos de valores para los niños del Ecuador. Pero eran cuentos en los que no se decía a los niños: “Tienes que hacerlo” o: “No tienes que hacerlo”, sino que a través del cuento, de la gracia del cuento, ellos aprendían. Me viene a la memoria uno, que es el valor de la puntualidad. En un país sumamente impuntual, las horas de los relojes se enferman y se caen. Entonces, así, de este estilo eran los cuentos, para que a los niños les distraiga, les guste y les lleve el mensaje que era necesario.

09:13

Yo abrí catorce lugares de estudio, de información, donde pregunté a todo el mundo, conversé con todas las personas, de diferentes edades, de diferentes posiciones económicas, sociales, en fin. Y llegué a la conclusión de que nos faltaban dos valores: identidad nacional y autoestima. Que las dos cosas van juntas, porque si no te conoces, pues no conoces a los otros, no los estimas. Lo mismo te pasa a ti mismo. Al darme cuenta de esto, es que yo empecé a escribir libros que, como te decía hace un momento, podrían servir de puentes de empatía entre los diferentes grupos que formamos el Ecuador, sin dejar de sentirnos ciudadanos ecuatorianos y amar a nuestra patria.

10:06
José. Precisamente, ahondando en el tema de la tolerancia, un tema que abordas en cada uno de tus libros: en la sociedad tan polarizada que hoy tenemos del “sí”, el “no”, de la rapidez, la inmediatez… ¿Crees que la lectura, la literatura, la conversación, las palabras, ayudan a que este valor sea fundamental entre nuestros niños y jóvenes?

10:32
Edna Iturralde. Bueno, lo de la polarización: yo sería drástica. Yo tendría momentos en que los muchachos pueden utilizar el móvil y momentos en que se lo quitaría. Porque si tú vas a un restaurante, tú ves que está una familia con papá, mamá, tres hijos… y todos están viendo el móvil, y nadie está conversando. Entonces, verdaderamente me parece que se ha perdido el hábito de la conversación y vivimos unos mundos completamente solitarios. Mira, la lectura es sumamente importante. Cuando los padres se sientan a leer con sus hijos, cuando son pequeños, esa intimidad que hay y que no se ve cortada por tantos artefactos técnicos que existen… Eso de que en una escuela la maestra, el maestro lee con sus alumnos, ese es un acercamiento, es maravilloso. Y eso no debería perderse. Entonces, yo creo que una de las cosas más importantes que tenemos en este momento para combatir el individualismo es esa lectura compartida. Es esa lectura que debería, en mi opinión, pues debería existir, porque la lectura se compartía, hace muchísimos años. La gente se reunía para escuchar a alguien leer y a los seres humanos nos gusta. Nos gusta escuchar la lectura, pero muchas veces no tenemos la oportunidad, o no damos oportunidad a los niños de que escuchen la lectura.

12:15
José. Me gustaría sacarte algún secreto como escritora. Es decir, una escritora de éxito, ¿cómo armas las historias? ¿Dónde sacas los personajes? ¿Cómo desarrollas las historias? ¿Cómo inventas tan bien?

12:34
Edna Iturralde. Mira, el secreto que tengo… A ver, ¿cuál es mi secreto? ¿Mi entusiasmo, mi pasión por escribir? No sé. Es una pasión que me llega, que me llena, que me llena. Yo adoro escribir, me encanta. El secreto es que nunca hago un borrador. Nunca he hecho un borrador. Me siento delante de… ustedes lo llaman ordenador, nosotros decimos computadora. Me siento delante y empiezo a escribir. Y claro, los libros de los cuales he tenido que hacer mucha investigación, pues tengo alrededor mío lo que se trata: si son libros ecológicos, pues de los animales, los bosques, toda la información que yo podría necesitar, que es real. Pero la parte de imaginación yo me voy y muchas veces no sé qué voy a comenzar, cómo voy a comenzar. Por ejemplo, en mi libro ‘Simón era su nombre’, que es una biografía de Simón Bolívar, yo investigué como tú no te puedes imaginar. Leí… bueno, cientos de cartas que le escribieron a él, que él escribió también, para conocer al personaje y poder escribir una biografía juvenil que distraiga, que guste a los niños y que no sea una cosa seca. Pues yo no sabía cómo iba a comenzar y el rato que me siento y pongo mis dedos en el teclado es muy cerca a como una… No sé, me puedo imaginar que es como una música que vas a escribir. Me puedo imaginar que es algo así. Y entonces sale y comencé el día del bautizo de Simón Bolívar. Y así entonces… Y me voy, y sigo escribiendo. Y cuando mis hijos eran pequeños y yo estaba escribiendo una novela, ellos se acercaban a leer el último capítulo, leían y decía: “¡Oye, mami! ¿Y qué continúa?”, y yo decía: “Pues no sé, porque todavía no lo he escrito”.

14:39
José. Muy divertido. Este es un programa de educación para familias, para profesores. Cuéntanos cómo podemos, desde las clases y desde las familias, motivar no sólo para la lectura, sino que los niños aprendan la importancia de también saber escribir.

15:03
Edna Iturralde. ¡Ah, pues qué bien! Me encanta esta pregunta. Mira, la mejor manera de motivar a los niños a la lectura es muy sencilla: hay que darles libros. Si no das libros a los niños, los niños no van a ser lectores. Y temo contarte que, por lo menos en mi país, las maestras y maestros son los abanderados de la lectura y muchas veces los padres de familia no están tan interesados en comprar libros. Y menos en formar pequeñas bibliotecas en la casa. Pero son los maestros y maestras los que lo hacen, porque sin libros definitivamente no hay lectores. Y yo creo que cuando se lee, aunque no te guste, aunque al adulto no le guste la lectura, debe leer con entusiasmo. Yo he conversado a veces con maestras que me han dicho: “Es que yo no puedo hacer voces”. Pues no importa no hacer voces, eso no importa. Lo importante es quedarte calladito de que no te gusta la lectura, jamás decir eso y leer con entusiasmo. Eso es primordial. Y dar libros a los niños. Te voy a poner un ejemplo. Es igual que si tienes un campo abonado precioso, listo para ser sembrado y agarras a unos niños y dices: “Vayan a sembrar”, pero no les das semillas. Y luego dices: “Ay, es que a estos no les gusta”. Si no les das libros, si no les das el hábito de la lectura, porque la lectura es un hábito, que si bien es cierto, es mejor desde más temprana edad, pero si no han comenzado a más temprana edad, en cualquier momento se puede obtener un hábito, pero alguien tiene que ayudar. Alguien tiene que dar este hábito y dar los libros.

16:55

Ahora, lo de la escritura, que a mí me encanta promover la escritura. Como yo comencé cuando era niña, yo creo que es muy posible para los niños escribir y hacerlo con muchísimo gusto. Cuando yo voy a encuentros con mis lectores, yo les aconsejo a ellos, porque hay muchos niños a los que les gusta escribir, muchos, y tienen un poquito de vergüenza de decir que son escritores, sienten esa timidez. Pero yo les aconsejo a ellos escribir todos los días, aunque sea un pedacito. Que escriban un diario. Y claro, la respuesta de ellos es: “¿Pero qué voy a escribir en un diario si a mí no me pasa nada interesante?”. Bueno, claro, pero invéntate un diario. Invéntate. Dices lo que tú quieras que te haya sucedido: que ibas caminando por la acera y de repente te caíste en un agujero y que apareciste en otro país, o cualquier cosa. Y después poner: “Continuará al día siguiente”. Y al día siguiente continúas otra vez, un párrafo, y luego poco a poco tendrás un cuentito. Así, de esa manera, pues yo creo que también escribir sería un hábito que puede entrarle a los niños con muchísimo gusto, siempre y cuando se los apoye. Pero aquí hay una cosa, un secreto a voces: que no hay cómo ser escritor sin ser lector. Eso es imposible, eso no se puede.

Las historias son grandes puentes para acercar culturas. Edna Iturralde, escritora
Quote

"La mejor manera de motivar a los niños a la lectura es muy sencilla: hay que darles libros"

Edna Iturralde

18:31
José. También sé que estás en las redes sociales, que las utilizas como recurso y tienes un personaje en el que cuentas cuentos, que nos podrías contar un poquito, para quien te quiera buscar en YouTube y demás, ese personaje y por qué te vales de él.

18:49
Edna Iturralde. Ay, mira, qué bien, debía haberla traído. Se llama Rufina. Rufina es una muñequita a la que le encantan los cuentos. En uno de los cuentos que contamos, que leemos a los niños, ella y yo, ella me pidió que yo fuera su mami. Así es que me dice “mami” y leemos juntas. Y entonces, ella, pues hay palabras que no comprende y me pregunta: “¿Qué significa esto?”. Y yo le digo el significado. Y seguimos y continuamos leyendo. Esto es una promoción que yo hago con mucho gusto, para promover la lectura, para que vean los padres cuánto les gusta a los niños que les lean y que ellos también les lean a sus hijos. Y está en YouTube y se llama ‘Las aventuras de Edna y Rufina’. Y espero que lo vean.

19:45
José. Me gustaría tratar el tema de la ecología. Vivimos, y estás escribiendo para una generación, niños y jóvenes, que van a tener el reto de cuidar y proteger este medio ambiente. ¿Cómo la literatura, la literatura que escribes, puede ayudarlos?

20:05
Edna Iturralde. Bueno, tú sabes que les va a inspirar, les va a hacer conocer. Sin conocer las cosas, pues no se puede ayudar. Tienes que conocer el problema para poderlo ayudar. Yo tengo un libro sobre los animales en peligro de extinción, que se llama ‘Un día más y otras historias’. Y no veas cómo ha ayudado a los niños a comprender tantas cosas que no sabemos y a dolerse, justamente, de los animales que están en peligro de extinción. Y nuevamente libros como ‘Cuentos del Yasuní’ o ‘Verde fue mi selva’ o ‘María Manglar’ son libros en los que se trata qué sucede cuando hay derrames de petróleo en los ríos, qué sucede cuando hay tala de árboles y no solamente están en peligro de extinción los animalitos y la vegetación, sino que también están en peligro de extinción los seres que viven ahí.

21:06
José. Me gustaría que nos comentaras, al ser una escritora muy reconocida en tu país, con muchos premios, pero sabemos que recientemente has recibido el Premio Cervantes Chico a la autora de Literatura Infantil Juvenil Iberoamericana. Me gustaría conocer qué has sentido, cómo ha sido de importante para ti. Y ya que has estado en Alcalá de Henares, ¿qué conoces de nuestro escritor, Cervantes, y El Quijote? Y ¿cómo puede ser un recurso importante para los niños y los jóvenes?

21:44
Edna Iturralde. Muy bien. Bueno, primeramente te contesto lo del premio, que es un premio muy bonito y para mí es sumamente importante, porque es iberoamericano, porque nos une. Nos une no solamente el lenguaje, el idioma que hablamos, nos une la literatura. Y yo me siento absolutamente feliz de haber recibido este premio. Me siento sumamente honrada, estoy encantada. Y yo había contado una pequeña anécdota de, justamente, esta unión entre Iberoamérica y… en Iberoamérica, entre el continente americano y España. Yo conté una pequeña historia de lo que me había sucedido a mí. No sé si quieras escucharla.

22:32
José. Claro que sí.

22:33
Edna Iturralde. Yo había, hace unos años, había venido a España y estaba en busca de mi prosapia y una tía mía me había dado algunos documentos que tenían que ver con mi familia Iturralde, o sea, por el lado de mi padre. Y entonces esto me llevó a un pueblito pequeño, precioso, que se llama Narvarte y que queda en Navarra. Y cuando llegamos allá, pues yo quería, tenía toda la documentación, en fin, entonces le buscamos al sacerdote, que normalmente es la persona que sabe todas esas cosas. Y el señor cura nos recibió muy amablemente, nos llevó a la iglesia, abrió y dijo: “Bueno, mire, aquí debieron haber contraído matrimonio sus antepasados”. “Aquí la pila bautismal de Miguel”, se llamaba, Miguel Iturralde y Oteiza, y era el tercer hijo, porque tú sabes que América Latina fue formada por los hijos menores. Los que no tenían nada que perder, entonces se iban. Y bueno, todo emocionado, el curita y yo felices. Al día siguiente dio la misa y antes de dar el sermón dijo que quería contar que había regresado a Narvarte, una hija de Narvarte, a los trescientos veinte años. Trescientos veinte años no eran nada: yo regresaba. Esta unión, mira lo bonito que fue. Eso es Iberoamérica. Eso es Iberoamérica.

24:03

Tu otra pregunta era en qué ha influenciado Cervantes. Pues mira, en todo, porque lo que se me ocurre ese momento es, por ejemplo, lo más importante para mí: en la libertad. No te voy a decir textualmente, pero él dijo que los dioses nos han dado la libertad y que por la libertad, bien merece dar la vida o morir por ella y por el honor. Mira, qué cosa de la libertad dice. Quijote dice eso. El Quijote, que es un personaje que yo lo amo. Y también sobre los malos tiempos que ahora estamos viviendo, también hay un pasaje esperanzador en que le dice a Sancho también: “Malos tiempos hemos pasado, pero…”, más o menos dice: “Buenos, mejores vendrán”. Entonces… Pues sí.

Las historias son grandes puentes para acercar culturas. Edna Iturralde, escritora
Quote

"La educación es lo más importante y es un derecho que tienen los niños y las niñas del mundo"

Edna Iturralde

24:57
José. Claro que sí. En este premio recogemos una frase también del capítulo quince del Quijote, que señala que: “El que lee mucho y viaja mucho sabe mucho y aprende mucho”.

25:08
Edna Iturralde. “Sabe mucho y aprende mucho”. Exactamente.

25:09
José. Es un poco el compendio de la unión de la literatura y precisamente al ser un programa de educación y para finalizar, con algo que tú has dicho: “Continuará” en esta entrevista, me gustaría saber de ti el valor que tiene para ti la educación. A tantos centros que viajas y ves cómo se desarrolla.

25:32
Edna Iturralde. Sí.

25:33
José. ¿Cómo es para ti de importante la educación?

25:35
Edna Iturralde. Bueno, para mí es importantísima la educación y verdaderamente que me duele mucho saber… He visto los números, que durante la pandemia… Hay doscientos millones de estudiantes en Latinoamérica, y durante la pandemia veintiocho millones de niños y niñas, pues ha sido cero su educación. Ha bajado la educación, porque ha sido muy difícil mantenerla en la casa, especialmente en Latinoamérica, especialmente en países como el mío, donde no todo el mundo tiene Internet, no todo el mundo tiene un teléfono celular o móvil. Entonces, es muy complicado. Y en otras partes también, que la gente tiene que acercarse para poder tener un wifi y poder seguir las clases. Pues para mí la educación es lo más importante y es un derecho que tienen los niños y las niñas del mundo, a la educación. Es un derecho. Y entonces me parece sumamente importante todo lo que podamos hacer en referencia a la educación. Todo lo que se pueda hacer se queda corto con la importancia que tiene la educación.

26:50
José. Comentabas lo de la pandemia, pero también tenemos, al menos aquí en España, que el número de lectores semanales, de ventas de libros, de horas dedicadas a la lectura, ha aumentado exponencialmente. ¿Qué hacemos para conservar a esos nuevos lectores, niños, jóvenes y mayores, que acaban de entrar?

27:11
Edna Iturralde. Seguirles dando libros. Seguirles dando libros y que los papás acepten que los niños tienen que tener libros en casa. Y que las escuelas y colegios, pues tengan sus bibliotecas de aula y que sigan dando libros a los niños. Es una fórmula bastante sencilla. Aunque suene muy sencilla, es muy difícil de lograrla, porque no sé cómo es aquí en España, pero en el Ecuador el libro es un objeto de lujo, es considerado un objeto de lujo, y pues eso es una lástima, porque desarrolla la inteligencia emocional. La inteligencia emocional una de las cosas que hace es desarrollar el poder de tomar opciones. Los seres humanos tenemos que saber tomar buenas opciones, de comprender cómo es tomar opciones. Si no sabemos tomar opciones, vamos a terminar como borreguitos. Entonces hay que saber tomar opciones. Eso tenemos en los libros.

28:08
José. Entonces, Edna, ¿crees que necesitamos la literatura y la lectura más de lo que pensábamos?

28:15
Edna Iturralde. Bueno, ustedes aquí sí. Me parece maravilloso, he escuchado ayer, justamente cuando recibí el premio, escuché a una madre de familia, escuché a unos maestros hablar, lo importante que ha sido aquí en España la lectura, cómo crecieron los lectores. Y les felicito. Me parece algo verdaderamente maravilloso.

28:40
José. Hablabas de que una de las cuestiones importantes es darse cuenta de qué se necesita o dónde podemos tener una herramienta que nos pueda ser útil en este tiempo y en él y en el terreno de la educación, precisamente en el valor que en tus relatos, en tus cuentos destacas sobremanera, de la importancia de ser tolerante con el otro, del valor de la tolerancia entre unos y otros.

29:08
Edna Iturralde. De poderse poner en los zapatos del otro, como se dice vulgarmente. La tolerancia es uno de los valores más importantes para lograr la paz. Y la paz, como tú sabes, es lo que hace crecer al mundo. Es lo que debemos a los niños, es lo que debemos dejar a los niños y niñas del mundo. O tratar por lo menos de dejar una paz. Y es a través de la tolerancia.

29:36
José. Edna Iturralde De Howitt, princesa de los cuentos, continuará.

29:41
Edna Iturralde. Muchísimas gracias. Gracias, José, por tus preguntas. Me han encantado. Te agradezco mucho.