El acoso escolar contado por estudiantes

Aprende más sobre la gestión de conflictos

Descubre más contenidos con técnicas para que los adolescentes aprendan a convertir los conflictos en oportunidades.

VER MÁS

Juan de Vicente Abad

· Experto en resolución de conflictos

“Es fundamental que los jóvenes cuenten con recursos para saber como actuar ante situaciones de trato malo o acoso en la escuela”, afirma el profesor Juan de Vicente. Con más de 25 años de trayectoria docente, es experto en resolución de conflictos, interculturalidad y convivencia escolar. También es uno de los grandes referentes en España en la aplicación de la metodología educativa conocida como ‘Aprendizaje y Servicio'. En 2016 fue el ganador del Premio al Docente más Innovador de España en el Certamen D+I. Este vídeo forma parte del curso 'Resolución de conflictos' de Aprendemos Juntos . Un curso universal y gratuito, cuyo objetivo es enseñar a los adolescentes a aceptar los conflictos como parte de la vida y ayudarles a transformarlos en oportunidades.

Tlf. contra el acoso escolar del Ministerio de Educación (España): 900 018 018


Creando oportunidades

Aprende más sobre la gestión de conflictos

Descubre más contenidos con técnicas para que los adolescentes aprendan a convertir los conflictos en oportunidades.

VER MÁS

Juan de Vicente Abad

“Es fundamental que los jóvenes cuenten con recursos para saber como actuar ante situaciones de trato malo o acoso en la escuela”, afirma el profesor Juan de Vicente. Con más de 25 años de trayectoria docente, es experto en resolución de conflictos, interculturalidad y convivencia escolar. También es uno de los grandes referentes en España en la aplicación de la metodología educativa conocida como ‘Aprendizaje y Servicio'. En 2016 fue el ganador del Premio al Docente más Innovador de España en el Certamen D+I. Este vídeo forma parte del curso 'Resolución de conflictos' de Aprendemos Juntos . Un curso universal y gratuito, cuyo objetivo es enseñar a los adolescentes a aceptar los conflictos como parte de la vida y ayudarles a transformarlos en oportunidades.

Tlf. contra el acoso escolar del Ministerio de Educación (España): 900 018 018


Creando Oportunidades

Transcripción

00:01
Juan de Vicente. En el instituto, podemos evitar situaciones de trato malo, si las personas que observan, en vez de ser pasivas, son activas. Quizá no se llama técnicamente acoso, o maltrato, o bullying, pero nos da igual. Si lo detectamos pronto, aunque ocurra una vez, vamos a evitar situaciones mucho más graves, porque la clave para intervenir sobre estas situaciones es detectarlo.

00:31
Juan de Vicente. La primera categoría es exclusión social. Desplazar a una persona, marginar, no dejar que alguien se integre, marginar a alguna persona fuera del grupo…

00:42
Alejandra. En Educación Física, por ejemplo, cuando se hacen equipos o algo, dejar alguien siempre marginado o el último. «No, yo con este no voy.»

00:50
Desiree. Comentarios como: «Yo, con este, no me pongo. Prefiero tener un cero a hacer el trabajo con esa persona».

00:57
Juan de Vicente. Pensad en las redes sociales.

00:59
Paula. Yo conozco un caso que es de una chica que tenía dos cuentas de Instagram. Una a la vista de sus compañeros de clase y, luego, tenía una que eran todos sus sentimientos. Y personas de su clase encontraron esta cuenta y llegaron a acosarla, a hacer que se deprimiera, que tuviera ganas de autolesionarse… Y le hacían sentir muy mal.

01:23
Juan de Vicente. ¿Algún ejemplo más de exclusión social?

01:25
Teo. «Te hemos invitado, porque eres del grupo, pero no queremos estar contigo. No vengas tú que, si no, no va a venir nadie. No te quiere ver nadie.» En los grupos de WhatsApp pasa un montón.

El acoso escolar contado por estudiantes
01:35
Juan de Vicente. Vale. Vamos a otra categoría. Es agresión verbal. Es insultar, poner motes y difamar. Difamar es hablar mal de otras personas por detrás.

01:48
Ana. Yo lo he vivido por las redes sociales. Quieras o no quieras, si te dicen cosas que no te gustan, duele mucho. Yo no lo pasé nada bien.

02:01
Paula. Te va a doler que te lo digan, aunque tu gente más cercana te diga: «No, no le hagas caso. Está de broma». Son cosas que, al final, te dejan huella.

02:11
Juan de Vicente. Siguiente categoría: agresión física directa. Esta es muy evidente: pegar.

02:17
Ana. Escucho muchísimo por el instituto: «Yo a esa le pego. Cuando salgamos del instituto, fuera nos vemos y nos pegamos».

02:23
Jazmín. Empujarle contra la pared o, mientras que iba por el pasillo, hacer con el hombro así.

02:28
Teo. Tengo un amigo que era muy pequeñito y pues iban a por él siempre. Le cogían en clase, le cogían del cuello, le estampaban contra la pared y pues me tocaba a mí separarles. Cuando les separas, pues van a por ti directamente.

02:41
Juan de Vicente. Agresión física indirecta. Es romper cosas de otros, esconder cosas de otros y robar cosas.

02:49
Lucía. A la gente que le quiten los móviles, quemen abrigos…

02:53
Desiree. Coger una redacción, que tienes que entregar a la hora siguiente, y romperla.

02:56
Juan de Vicente. Vamos a otra, que es amenazar.

02:59
Lucía. Cuando estás en una relación, luego lo vas a dejar y te amenazan con: «Si me dejas voy a hacer tal, tal, tal, y te voy a hacer la vida imposible».

03:08
Jazmín. «Si lo cuentas, yo cuento algo tuyo».

03:10
Desiree . Se me acusó de una cosa que no hice y, entonces, me amenazaron hasta el punto de yo no salir de casa, por miedo. Ni ir al instituto ni nada.

03:17
Juan de Vicente. Por miedo… Vamos con la última categoría: el acoso sexual.

03:24
Lucía. Típico en clase, que te dan un abrazo, bajan la mano más de la cuenta, tú: «Súbela, súbela», y que, luego, encima, seas tú la mala.

03:32
Isaac. Una pareja, que eran los dos amigos míos, pues se separaron. Y el chico empezó a compartir fotos que la chica le había enviado.

03:42
Juan de Vicente. ¿Fotos íntimas?

03:43
Isaac. Sí.

03:44
Juan de Vicente. El acoso tiene tres características. Una es la asimetría. Uno tiene que tener más poder que la persona que es acosada. Por eso, queremos que os fijéis ya, de entrada, no solo en estos indicadores, sino quién es la gente de vuestras clases que es más vulnerable. Pero el acoso no solo necesita asimetría, sino que también necesita intencionalidad de hacer daño. «Yo voy a hacer esto, voy a mandar esas fotos para que los demás se rían de ti. Voy a contar intimidades para hacerte daño, para difamarte.» Y la tercera característica es que haya reiteración, que pase varias veces. ¿Qué estrategias podríamos seguir para intervenir como equipo que observa ante estas situaciones?

04:30
Alejandra. Me parece muy importante que, en los centros, haya un grupo de alumnos ayudantes, o mediadores, que se dediquen específicamente a esto y que, entre los que hacen sufrir y los que sufren, haya una mediación, que se reúnan, que hablen, que cada uno exprese sus sentimientos. Y que, entre ellos, empaticen y, no sé, que puedan cambiar la situación.

04:52
Juan de Vicente. Sí. Como crear esa estructura de manera más preventiva.

04:55
Alejandra. Sí.

El acoso escolar contado por estudiantes
04:56
Paula. Por ejemplo, de parte de los institutos, que empiecen a visibilizar que hay una serie de tratos que no están bien. Y que la persona que lo reciba, le conteste, que no se quede callada.

05:13
Ana. Yo creo que lo más importante es empatizar. Y yo creo que la pregunta es: «¿Qué gano yo haciendo eso?».

05:18
Juan de Vicente. Pues, para nosotros, es muy importante que sintamos que tenemos la posibilidad de evitar estas situaciones. Y tenemos muchas cosas que podemos hacer. Podemos tejer una red de apoyo social en torno a personas más vulnerables y, después, habéis hablado mucho del entorno. Y es lo que queremos, que en los centros haya estructuras de personas, como decía Alejandra, ya de entrada, antes de que se produzca ninguna situación, que estén dispuestas a observar, a echar una mano, a acercarse a la gente. Que, cuando vena que un chico le da un golpe en el culo a una chica, no digan que «Ja, ja». Que eso es una situación de la que hay que hablar, que hay que visibilizar. Si hay acoso, si hay trato malo, es porque hay espectadores que nos quedamos callados. Necesitamos contar con todos y con todas, porque el acoso no ocurre en una clase en una esquina oscura. Todos los ejemplos que habéis puesto ocurren delante de todos y de todas.