Cómo puedes saber si tu hijo sufre ‘bullying’

Tiina Mäkelä

. Directora 'KiVa' contra el acoso escolar

Tiina Mäkelä es directora para España y América Latina del Programa KiVa contra el 'bullying'. Este método fue creado en 2007 a propuesta del Gobierno finlandés en la Universidad de Turku por la investigadora Christina Salmivalli. Ofrece estrategias para identificar, combatir y prevenir el bullying trabajando sobre las conductas de agresores, público espectador y atención a las víctimas. Hoy está presente en escuelas de EEUU, Reino Unido, Alemania, Latinoamérica, Sudáfrica y España. Los estudios realizados en estos países demuestran su efectividad: solo en el primer año de implantación, KiVa logra reducir entre un treinta y un cincuenta por ciento los casos de bullying. Doctora en Ciencias de la Educación, Makela ofrece las claves para saber si un niño está sufriendo ‘acoso escolar’, así como la mejor manera de intervenir.


Creando oportunidades

Tiina Mäkelä

Tiina Mäkelä es directora para España y América Latina del Programa KiVa contra el 'bullying'. Este método fue creado en 2007 a propuesta del Gobierno finlandés en la Universidad de Turku por la investigadora Christina Salmivalli. Ofrece estrategias para identificar, combatir y prevenir el bullying trabajando sobre las conductas de agresores, público espectador y atención a las víctimas. Hoy está presente en escuelas de EEUU, Reino Unido, Alemania, Latinoamérica, Sudáfrica y España. Los estudios realizados en estos países demuestran su efectividad: solo en el primer año de implantación, KiVa logra reducir entre un treinta y un cincuenta por ciento los casos de bullying. Doctora en Ciencias de la Educación, Makela ofrece las claves para saber si un niño está sufriendo ‘acoso escolar’, así como la mejor manera de intervenir.


Creando Oportunidades

Transcripción

Las claves de Tiina Mäkelä para actuar frente al acoso escolar.

 

1. Prevención: Enseñar a estudiantes, profesores, personal no docente y padres cómo reconocer las situaciones de bullying.

 

2. Implicar especialmente a los estudiantes y a la comunidad educativa en la búsqueda de soluciones mediante el diálogo y la colaboración.

 

3. Enseñar a los niños a decir’ no’ de forma asertiva.

 

4. Cambiar la actitud del grupo, fundamentalmente de aquellos que actúan como público en actos de acoso escolar.

 

5. Promover un ambiente de responsabilidad compartida e inclusión en la escuela y el hogar.

 

6. Ayudar a la víctima apoyándola emocionalmente.

 

7. Atender al agresor confiando en su capacidad de cambio.

 

8. Y lo más importante recordar que ‘no estás solo’. Hay que pedir ayuda. Teléfono contra el acoso escolar (Ministerio de Educación): 900 018 018

 

00:00
Tiina Mäkelä. Soy Tiina Mäkelä, soy directora del programa KiVa del instituto Escalae. El programa KiVa es un programa finlandés diseñado contra el acoso escolar que se basa en muchos años de investigación. Estoy aquí charlando con representantes diferentes de la comunidad escolar para pensar cómo se podría prevenir y enfrentar las situaciones del acoso escolar.

00:31
Raquel Andrés. Hola, Tiina. Es un placer estar hoy aquí contigo. Yo me llamo Raquel, soy profesora de secundaria, de bachillerato… Y, bueno, pues estoy muy interesada en el tema de convivencia. Bueno, últimamente parece que escuchamos mucho que hay casos de bullying en colegios. Hay, incluso famosos que han contado que lo padecieron en la escuela, hay anuncios… Parece, un poco, que es una palabra que está de moda, y a mí me gustaría que nos ayudaras a distinguir una travesura, o algo que sucede, de un caso de bullying real.

Tiina Mäkelä Directora del programa KIVA contra el acoso escolar. Bullying

Recuerda que 'no estás solo'. Hay que pedir ayuda. Teléfono contra el acoso escolar: 900 018 018 (España)

Tiina Mäkelä

01:06
Tiina Mäkelä. Es cierto que hay bastante confusión, sobre todo se utiliza la palabra bullying para todo. Entonces hay quien piensa que todo es bullying, es muy importante entender bien la definición. En la investigación existe un acuerdo de cómo se define el acoso escolar o bullying. Hay tres características principales, podríamos decir. La primera es algo intencional. Entonces, no es un accidente, no es un incidente, alguien está haciendo daño físico, psicológico, social, verbal a propósito. Entonces esto, primero. En segundo lugar, es algo que se repite. Se trata de algo sistemático, entonces, no es un incidente. Por ejemplo, una agresión solo una vez aún no es acoso escolar, y hay repetición, o amenaza, o riesgo de repetición. Y el tercer punto, hay una diferencia de poder. Se puede ver que hay, realmente, algunos que tienen más poder, puede ser por el estatus social, por ser más fuerte físicamente o una persona más popular en el grupo que está acosando a una persona o a unas personas con menos poder, con cierta vulnerabilidad, ¿no? Y entonces, si cumplen estos tres criterios podemos sospechar que es acoso escolar. Por ejemplo, si no hay diferencia de poder, se trata más bien de conflicto. O, también, el tema de las bromas. Por ejemplo, la justificación típica, ¿no? Esto era solo una broma. Si para mí es una broma pero para otra persona no lo es, pues tengo que parar, tengo que pedir disculpas y no continuar con la misma broma. Pero si yo continúo sabiendo que a otra persona no le gusta mi broma ya estoy entrando al dinamismo del acoso escolar.

03:11
Raquel Andrés. Bueno, otra cosa que me gustaría preguntarte es, ¿nosotros, como profesores, como profesoras, qué podemos hacer una vez que se detecta un caso de bullying?

03:20
Tiina Mäkela. Ahí es muy importante tomar en serio un posible caso. En el comienzo no sabemos, realmente, si es acoso o no es acoso, entonces tenemos que tener un espíritu de investigar antes de decidir. Entonces empezamos las investigaciones, digamos, y allí hay que escuchar… Bueno, primero, hablar con la presunta víctima, entender su perspectiva. Luego hay que hablar individualmente con los que han participado en el acoso, individualmente y, también, de manera grupal con todos los que han participado directamente. Y, luego, lo que también hay que trabajar es buscar algunos compañeros que, a lo mejor, podrían apoyar a la víctima. Y en todo este proceso damos mucho protagonismo a los niños. Entonces, no es una cosa que los docentes estén diciendo lo que tienen que hacer, que tienen que parar, sino que cuando las propuestas vienen de los niños, de los adolescentes, tiene mucha más eficacia, es su vida. Ellos tienen que encontrar un cambio.

04:29

Y, siempre, colaborar con la familia, es muy importante que las familias estén informadas y el mensaje es este: buscar soluciones juntos, no atacar contra la familia o la familia contra la escuela, sino pensar cómo podemos solucionar el problema juntos.

04:51
Raquel Andrés. Bueno, hemos hablado sobre la víctima, sobre los posibles acosadores, ¿qué papel jugarían las personas que lo están viendo, los espectadores? ¿Son importantes?

05:02
Tiina Mäkelä. Son muy importantes. En realidad, hay mucha investigación de este tema, hace falta trabajar con todo el grupo. Sabemos, la investigación muestra, que la manera más eficaz de prevenir el acoso escolar es cambiar las actitudes y comportamientos del grupo. Y, en el grupo, cuando ocurre una situación de acoso hay roles distintos. Hay, por ejemplo, el público, espectadores más directos que están allí como: “ji, ji, ja, ja, ¡qué divertido!”. Sin público el acoso no tiene el mismo efecto, lo que deberíamos hacer, de alguna manera, es cambiar las actitudes de este público que no tolera el acoso. Por otra parte, hay externos que ven la situación pero por los miedos, la vergüenza o lo que sea, no actúan. Y allí deberíamos trabajar, con este grupo de externos, para que se tomara un papel más activo para defender a la víctima. Y, en realidad, cuantas más personas, es un poco como matemáticas en realidad, cuando aumentamos el porcentaje de actitudes contra el acoso escolar y a favor de apoyar a la víctima hay muchas menos probabilidades de que alguien sufra.

06:25
Raquel Andrés. Bueno, y para mí la pregunta del millón, la más importante: ¿qué pueden hacer las escuelas, qué podemos hacer para prevenir que no suceda el acoso?

06:34
Tiina Mäkelä. La prevención es la clave porque lamentablemente, muchas veces actuamos cuando ya tenemos una situación de acoso, por lo que hay que trabajar con la prevención. En el programa KiVa hemos programado como lecciones o actividades durante todo el año, trabajamos bastante con las competencias socioemocionales: valores, la importancia de la responsabilidad compartida… Por ejemplo, que si yo veo un conflicto es mi responsabilidad, en realidad, de ayudar a mi compañero. Con estas lecciones regulares estamos cambiando justamente las actitudes y el dinamismo del grupo.

Tiina Mäkelä Directora del programa KIVA contra el acoso escolar. Bullying
07:23
Alberto Moneo. Hola Tiina

07:24
Tiina Mäkelä. Hola

07:25
Alberto Moneo. Soy Alberto

07:26
Tiina Mäkelä. Encantada

07:27
Alberto Moneo. Soy padre de dos hijas y, por supuesto, preocupado por estos temas de acoso escolar. ¿Cuándo puedo saber…? ¿Cómo puedo saber que mi hija está sufriendo acoso escolar?

07.39
Tiina Mäkelä. Bueno, es una pregunta que creo que todos los padres están pensando. Cada niño es diferente, entonces, son los padres quienes conocen mejor cuando su hijo o hija está angustiada. Pero, normalmente, podríamos decir que hay algún tipo de cambio en el comportamiento. Por ejemplo, a mi hija le encanta ir al colegio y de repente no quiere ir. O, también, síntomas como dolor de cabeza, estómago, pierde el apetito… O síntomas más psicológicos como estrés, angustia… O, a veces, incluso pasa que empieza a perder cosas, o parece que tiene accidentes o viene con cosas rotas. Entonces estas podrían ser algunas señales de que a lo mejor está pasando algo, pero no siempre significa que es justamente acoso escolar. Puede ser, también otra cosa. Pero es una alarma que hay que empezar a investigar.

08:41
Alberto Moneo. ¿Y qué debemos hacer?

08:43
Tiina Mäkelä. Es muy importante hablar con tus hijos, con tu familia. A lo mejor quieren negarlo porque les da miedo, por la vergüenza no quieren hablar. Pero, en este caso, es muy importante que los padres muestren que están totalmente, 100%, a su lado. Hay que decirles que el acoso nunca es su culpa porque a lo mejor piensan que son culpables pero no es así. No hay ninguna cosa que justifica el acoso. Luego, lo que se podría hacer desde casa es, por ejemplo, practicar un poco las situaciones de cuando están pasando estas cosas. Por ejemplo, delante del espejo o haciendo un poco de roleplay, de… Una cosa que se puede trabajar desde casa es cómo aprender a decir “no” de manera, pues, asertiva. La asertividad, por ejemplo, es una cosa que se puede trabajar desde casa.

09:44
Alberto Moneo. ¿Y es una solución decirles que se defiendan?

09:47
Tiina Mäkelä. Ahí hay, a lo mejor, un poco de confusión entre el ataque y la defensa. Es cierto que tenemos que aprender a responder de manera asertiva, entonces nos ayuda mucho tener un poco más de seguridad. Hay que trabajar con la autoestima, por ejemplo. Atacar nunca es una solución, en realidad estaríamos creando un conflicto y ya somos igual de culpables. Entonces no, atacar no es una solución.

10:17
Alberto Moneo. ¿Y cuándo debo pensar en cambiar a mi hija de colegio?

10:21
Tiina Mäkelä. Vemos que esto no es una solución, en realidad, porque normalmente no cambia la situación. Entonces, en un caso muy extremo que ya se ha hecho todo lo que se puede, se podría pensar esta opción, pero nunca recomendaríamos empezar a pensar el cambio del colegio. En casos muy extremos, si alguien tiene que cambiar el colegio pensamos que debe ser el agresor quien se vaya.

10:52
Alberto Moneo. Lógico y… ¿Qué ocurre…? ¿Cómo me tengo que preocupar…? ¿En qué tengo que fijarme si resulta que es mi hijo el que acosa a otros niños?

11:02
Tiina Mäkelä. Muy buena pregunta porque muchas veces los padres solo están pensando que… a ver si mi hijo sufre de la victimización, pero si es cierto que hay acoso significa que los hijos de algunos padres también lo están haciendo. Primero, es muy importante entender que una persona que acosa no significa que es una persona problemática necesariamente o que tiene una personalidad agresiva, puede ser cualquier persona porque se trata del fenómeno del grupo. Entonces yo, en un grupo particular, puede ser que me comporte de esta manera. Luego, cuando estoy con mis mejores amigos, claro, soy diferente. Pero en el colegio, por ejemplo, una clase no es un grupo de amistades naturales, necesariamente. Por lo cual, mi hijo o mi hija puede comportarse de manera inadecuada de vez en cuando.

12:00
Alberto Moneo. Y si, en este caso, si es mi hijo el que acosa o mi hija la que acosa, ¿qué debo hacer?

12:06
Tiina Mäkelä. Primero de todo, mantenerse calmado. Tanto en el caso de que mi hijo sea la víctima como si mi hijo acosa, no deberíamos convertirnos en unos histéricos, no es la solución. Nosotros como adultos tenemos que mostrar un buen ejemplo a los menores, sobre todo buscar soluciones, no buscar culpables. No atacar contra la escuela o contra otras familias, esto sería lo peor. Entonces, hay que hablar con tu hijo o con tu hija, mostrarle que no toleramos este tipo de conducta pero no estamos contra la persona, sino contra su acción. Por lo cual, podemos decirle, también, que confiamos mucho en la capacidad de hacer el cambio y que sabemos que es un buen chico pero que en algún momento, por alguna razón, no ha actuado de manera correcta.

13:08
Alberto Moneo. ¿Qué consejos me darías en el caso de que mi hija estuviese sufriendo ‘ciberbullying’?

13:13
Tiina Mäkelä. En el caso de ciberacoso, primero, lo que hay que hacer es guardar la evidencia por si acaso. Aunque puede ser que en el comienzo no parezca grave, pero a lo mejor vale la pena guardar la evidencia. Luego se podría contactar con la administración de la página o de la aplicación. Allí, también, pueden ayudar, a veces, a identificar de dónde vienen los mensajes porque el problema, a veces, es que no sabemos de dónde vienen. Luego, muy importante, colaborar con la escuela. Esto, a veces, aunque no ocurriera durante el horario escolar, pero si son los mismos chicos es una cosa de convivencia, también, del colegio. Hay que colaborar en casos que… Bueno, si tu hija recibe un mensaje así o imágenes que vulneran sus derechos, se puede contestar si sabemos de dónde viene, se puede contestar. Pero normalmente una vez es suficiente, por favor, hay que parar esta acción que no lo vamos a tolerar. Pero no deberías entrar en una guerra contra otras familias y eso. Entonces, con una sola vez basta y luego pues ya…

14:36

Incluso, a veces, si la situación continúa hay que empezar a pensar si hay que hacer una denuncia. Pero no haremos primero la denuncia si no empezaríamos de manera colaborativa a buscar soluciones.

14:54
Nicolás Celda. Hola Tiina. soy Nico, estudiante de segundo de bachillerato

15:00
Tiina Mäkelä. Encantada

15:01
Nicolás Celda. Quería preguntarte, si yo me viera en una situación de ver una agresión, cómo debo actuar.

15:08
Tiina Mäkelä. Muchas veces nos cuesta actuar como individuos porque cuando hablamos de agresión o acoso escolar es un fenómeno grupal, hay presión de grupo, por ejemplo. Igual yo creo que no está bien pero si mis compañeros no hacen nada, me cuesta. No somos todos superhéroes en el sentido que podemos ir a ayudar a una persona contra todo el grupo. Pero en esta situación, lo que un individuo puede hacer, por ejemplo, es si ves algo de este tipo, puedes ir después del conflicto, por ejemplo, a comentar: “mira he visto lo que pasa y no ha estado bien”. De esta manera ya puedes hacer un cambio. Pero siempre somos más poderosos si trabajamos en grupo, seguramente hay otros chicos que piensan igual que tú, que no les gusta la situación. Entonces tienes que identificar quienes serían los compañeros que también están contra esta acción y luego trabajar en grupo. Por ejemplo, asegurar que una víctima no se queda totalmente sola. Así se podría, como grupo, ayudar a una persona.

15:26

Y, en realidad, si vemos algo muy serio, muy importante, hay que contactar con los adultos. Porque hay cosas que no son de los chicos, de los menores, digo. No se trata de ser chivato, porque hay una cultura de que nadie habla porque piensan que es de ser chivato. No, al contrario, se trata de ayudar a una persona. Hay que pensar también las consecuencias, ¿qué podría suceder si nadie está ayudando a esta persona? Por lo cual, es como mi responsabilidad buscar maneras de ayudar y, también, hablar con los adultos.

17:11
Nicolás Celda. ¿Y con el agresor o con la víctima? Porque hablas mucho de los demás pero, ¿qué diálogo hay que tener con la víctima y qué diálogo hay que tener con el agresor?

17:21
Tiina Mäkelä. Cuando uno está buscando maneras de ayudar a la víctima o influir en esta situación, no hay una única manera de hacerlo, depende bastante del grupo, depende de cada individuo. Por ejemplo, en este programa, KiVa, nunca decimos qué tienen que hacer sino las propuestas, las mejores propuestas vienen de los jóvenes. Es decir, que si yo estoy en un grupo y no nos gusta la situación que vemos tenemos que pensar cuál sería la manera más eficaz de actuar en esta situación específica. Por ejemplo, a veces hay individuos que con las bromas, “broma” es una buena manera de solucionar el tema. Pero luego no todos somos bromistas por lo cual no funciona en algún caso. Eso también de ir directo, por ejemplo, a parar la situación, a lo mejor en la situación hay cierta agresión, violencia, no va bien entrar. Entonces hay que buscar una manera más indirecta, ¿no? A lo mejor la solución es ir a contárselo a los adultos o ir a hablar con la víctima después.

Tiina Mäkelä Directora del programa KIVA contra el acoso escolar. Bullying
18:38
Nicolás Celda. ¿Y si yo soy víctima de ‘bullying’ cómo debería reaccionar?

18:43
Tiina Mäkelä. Bueno, primero de todo, es importante pensar que nunca es tu culpa. No hay ninguna justificación para hacerlo. Somos todos diferentes, es normal. Bueno, carácter físico, nuestra personalidad, somos diferentes y es una riqueza, entonces nunca nadie debería justificar su acción de alguna manera. En esta situación, si te pasa algo es muy importante buscar ayuda, que no estás solo en esta situación. A lo mejor te cuesta hablar con los padres o los docentes pero, bueno, si te cuesta busca una persona adulta. Puede ser tu primo de la universidad o alguien de tus hobbies que sabes que sabe escuchar. Pero si la situación es difícil y continua es muy importante buscar la colaboración familia-escuela, buscar soluciones juntos. Algunas veces también va bien practicar de antemano cómo reaccionar en estas situaciones. Esto se podría hacer en casa con el espejo o incluso con los padres, pensar de antemano una situación y cómo reaccionar de manera asertiva. Por ejemplo, cómo decir no de manera que paren. Lo más importante es esto, que no estás solo, hay que buscar ayuda y buscar la solución juntos.

20:35
Nicolás Celda. Pues muchas gracias, Tiina. Un placer.